AbogadosCruz y Romera
Cruz y Romera Abogados
27 Oct 2017

CLÁUSULA SUELO. NULIDAD DE ACUERDOS CON LA BANCA.

NULIDAD DE ACUERDOS

Tras la publicación de la primeras sentencias declarando la nulidad de la clausula suelo y condenando a los Bancos a devolver las cantidades cobradas en exceso por la aplicación de dicha clausula, no fueron pocas las entidades financieras que salieron a la caza de sus clientes.

Tras aquella llamada del empleado de nuestra entidad financiera que entendíamos y así nos vendía que actuaba en nuestro beneficio, que nos proponía pasar por la oficina porque nos había conseguido un estupendo acuerdo para no pagar mas la clausula suelo.

El gran favor que nos hacían por ser un “cliente especial para ellos”, no era otro que un buen filete para ellos y la guarnición para el cliente.

Si era cliente del BMN, este le ofrecía “suprimir” la clausula suelo

 

 

Lo que no le explicaban y lo que motivaba que fueran a la caza del cliente, es que en el acuerdo estaban incluyendo muy astutamente que el cliente declarada que el Tipo de Interés Fijo Mínimo o clausula suelo aplicado hasta la fecha, fue aceptado por el prestatario con el pleno conocimiento de su existencia y que recibió toda la información previa necesaria para adoptar la decisión de contratar el referido préstamo con la misma.

Con la inclusión de esta frase la entidad financiera se blindaba ante una futura demanda por falta de transparencia de la clausula suelo, pues el propio cliente estaba firmando un documento en el cual manifestaba que había sido informado y conocía perfectamente el funcionamiento de la clausula a la firma del contrato hipotecario.

Pero BMN no es la única que salio a la caza del cliente,

Si usted era cliente de Unicaja, le proponían el siguiente acuerdo:

Su hipoteca pasaría a ser de tipo fijo (1,5%) durante un periodo de 3/4 años, tras ese periodo se volverían a aplicar las condiciones financieras de la escritura de préstamo hipotecario sin la aplicación de la clausula suelo.

Un gran acuerdo si no fuera por que en la clausula PRIMERA usted reconocía conocer las condiciones financieras del contrato de prestamo hipotecario suscrito con ellos, blindando la posibilidad de demanda de nulidad por falta de transparencia.

De esta forma, lo que parecía un gran regalo por nuestra fidelidad como clientes, se convertían en la manzana envenenada.

Cuando se nos planteaban estas situaciones en el Despacho, desde Cruz & Romera Abogados entendíamos que si la clausula de limitación de intereses o clausula suelo era una clausula nula, también lo era el posterior acuerdo, basándonos en aquel principio que decía “-quod nullum est nullum prodict effectum-“, lo que es nulo ningún efecto produce.

El Tribunal Supremo en sentencia de 16 de octubre de 2017 ha venido a afianzar nuestro criterio al establecer

“Que la nulidad absoluta o de pleno derecho es insubsanable y no permite la convalidacion del contrato”

La novacion es nula si lo fuere también la obligación primitiva”

Desde Cruz & Romera Abogados no podemos mas que celebrar este pronunciamiento que sirve de animo y aliento en esta lucha por defender los derechos de los consumidores.

 

Para mas información, póngase en contacto con nosotros

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *