AbogadosCruz y Romera
Cruz y Romera Abogados
15 Oct 2019

Retención del 3% en la venta de un inmueble

En el supuesto en el que el vendedor y propietario de la propiedad sea un no residente se exige la obligación de la retención del 3% del valor de la venta de un inmueble.

¿Qué es un NO RESIDENTE?

Se considera no residente a aquella persona que sin tener residencia fiscal en España, reciba una pensión, trabaje o reciba un salario de una entidad española. Si obtuviera intereses y dividendos en acciones, fondos o cuentas bancarias, así como beneficios de sociedades españolas se considera no residente. Ya sea propietario de un inmueble, esté este alquilado o no. Además, no podrá tributar por el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas ni por el Impuesto de Sociedades.

Cuando se produzca la venta de un inmueble NO RESIDENTE, se deberá retener el 3% del valor de la venta del mismo. La cantidad retenida deberá ingresarse en Hacienda en el plazo de un mes. Este plazo contará desde la venta del inmueble junto a un modelo a rellenar (modelo 211). Este modelo deberá entregarse una copia a la parte no residente.

Este último deberá realizar el pago del Impuesto de NO RESIDENTES, descontando de su declaración el importe del 3%. En un plazo de tres meses posteriores a la venta del inmueble junto al modelo 210.  Siempre y cuando existiera un beneficio patrimonial. Dicho beneficio se entiende por la diferencia entre el valor de la adquisición junto a los gastos e impuestos devengados en la misma y el valor de la venta.

¿ Y si no se obtuviera una ganancia de la venta?

Puede darse el caso de que no se obtuviera una ganancia, con lo cual el NO RESIDENTE no estaría obligado a pagar el impuesto. De manera que podrá solicitar la devolución de la diferencia de la retención a su favor mediante la presentación del modelo 212. Antes de solicitar dicha devolución se deberá comprobar que el no residente no tenga deudas con Hacienda. Ya que las mismas serían descontadas. Por ello es imprescindible la correcta declaración del IRNR anual.

Existirán dos excepciones a esta normativa, pues en caso de que el vendedor del inmueble acreditara mediante un certificado de la Agencia Tributaria el hecho de tributar por IRPF o IS en el momento de la transacción, o el inmueble fuera parte de una ampliación de capital de una sociedad residente. Estando exento de la obligación a la retención de este 3%.

Si es usted una persona no residente, y desea vender su inmueble o por el contrario, es un residente que va a adquirir un inmueble de un no residente, póngase en manos de los expertos abogados y asesores CRUZ ROMERA Y ABOGADOS, quienes se encargarán de asesoraros a lo largo de todo el procedimiento

Compraventas Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =